Click here to view original web page at noticias.caracoltv.com

Las fiestas, encuentros sociales y aglomeraciones de navidad y año nuevo ya están pasando factura y se ve reflejado en el acelerado aumento de la ocupación en las unidades de cuidados intensivos de Cali. Solo quedan 14 camas UCI para pacientes con coronavirus COVID-19 . “Es una situación compleja en este momento, hemos logrado darle manejo, sin embargo, seguimos preocupados por lo que pueda derivar en los próximos días”, aseguró Miyerlandi Torres, secretaria de Salud de la capital del Valle del Cauca. Las personas mayores de 50 años son los que en su mayoría están llegando a las unidades de cuidados intensivos de la ciudad. Por eso, se realizará un seguimiento especial a estos pacientes. “Vamos a tener un grupo de médicos, de especialistas, desde la Secretaría de Salud, con una de las empresas sociales del Estado, para ir a casa a casa, vivienda a vivienda, haciendo clasificación de […]


Las fiestas, encuentros sociales y aglomeraciones de navidad y año nuevo ya están pasando factura y se ve reflejado en el acelerado aumento de la ocupación en las unidades de cuidados intensivos de Cali. Solo quedan 14 camas UCI para pacientes con coronavirus COVID-19 .

"Es una situación compleja en este momento, hemos logrado darle manejo, sin embargo, seguimos preocupados por lo que pueda derivar en los próximos días”, aseguró Miyerlandi Torres, secretaria de Salud de la capital del Valle del Cauca.

Las personas mayores de 50 años son los que en su mayoría están llegando a las unidades de cuidados intensivos de la ciudad. Por eso, se realizará un seguimiento especial a estos pacientes.

“Vamos a tener un grupo de médicos, de especialistas, desde la Secretaría de Salud, con una de las empresas sociales del Estado, para ir a casa a casa, vivienda a vivienda, haciendo clasificación de riesgo, verificación de riesgo, de síntomas y, luego de eso, teleasistencia, telemedicina y todo lo necesario para disminuir la derivación a UCI", anotó Torres.

Para los médicos, la apertura de nuevas camas UCI no es la única solución para evitar un colapso en el sistema de salud, pues se requiere de disciplina social para controlar los contagios.

“No podemos seguir aumentando la capacidad porque, primero, no tenemos presupuesto y, segundo, la pandemia no se combate con camas de unidades de cuidados intensivos, se combate con que no nos contagiemos. Eso es lo que necesitamos de la conciencia ciudadana”, aseveró Lina Triana, presidenta de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas.

De otro lado, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, anunció en la mañana de este miércoles 6 de enero de 2021 que le pidió al Gobierno nacional autorización para que la ciudad pueda adquirir la vacuna contra el COVID-19 .

“He solicitado al Gobierno nacional, señor presidente Iván Duque, autorización para que nuestra ciudad adquiera vacuna anticovid y así aumentar la cobertura en el proceso de inmunización que se adelantará con biológico entregado desde la Nación”, dijo el mandatario a través de Twitter.

También, agregó que el mejor regalo que cada empresa puede hacerles a sus colaboradores es justamente la vacuna contra el coronavirus.

“Creo que el mejor regalo que cada empresa puede dar a su base trabajadora es la vacuna (paga por el empleador). Si todos hacemos este esfuerzo lograremos inmunidad”, afirmó.

Además de seguir en alerta roja hospitalaria, Cali mantiene el toque de queda y ley seca, medidas que rigen a diario de 11:00 p. m. a 5:00 a. m. y de 10:00 p. m. a 5:00 a. m., respectivamente.

No obstante, así como ocurrió en el fin de año, la ciudad tendrá un toque de queda y ley seca extendidos durante el puente de Reyes, es decir, se aplicarán desde las 9:00 p. m. del viernes 8 de enero hasta las 12:00 del mediodía del lunes 11.

Otra de las medidas que funcionan actualmente en la capital del Valle del Cauca para evitar aglomeraciones y combatir la propagación del coronavirus es el pico y cédula .